El ambicioso y controvertido plan de recorte de impuestos en Estados Unidos anunciado por el gobierno de Donald Trump

  • Fecha: 2017-04-27
  • País: USA

Eso es lo que, según dijo este miércoles el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, prepara el gobierno de Donald Trump con su ambicioso y controvertido plan de reforma tributaria.

La pieza central del plan, que deberá recibir el visto bueno del Congreso estadounidense, es una fuerte reducción en la tasa de impuestos a las corporaciones o grandes negocios, que pasaría del 35% al ​​15%.

Gary Cohn, director del Consejo Nacional de Economía, aseguró que EE.UU. es uno de los países menos competitivos del mundo en impuestos corporativos y que por eso es necesario el recorte.

Pero economistas críticos temen que se aumente la deuda del estado en miles de millones de dólares durante la próxima década.

El Tax Policy Center, una organización independiente de investigación en asuntos tributarios, estimó que la recaudación caería en US$6,2 billones en una década y que la deuda aumentaría en US$7,2 billones.

 

Según la Tax Foundation, otro centro de estudios sobre política impositiva, los ingresos caerían en al menos US$4,4 billones, pero una gran parte podría recuperarse con nuevos ingresos.

No está claro cómo se compensarían estas reducciones. La administración dice que se pagarían cerrando los vacíos fiscales disponibles para "intereses especiales" y los ricos, pero estos vacíos no han sido especificados.

"Le informaremos los detalles en el momento adecuado", dijo Gary Cohn, director del Consejo Nacional de Economía, durante el anuncio del proyecto.

 

Steven Mnuchin dijo que el cambio tributario "se pagará a sí mismo con el crecimiento económico" que promoverá.

El funcionario detalló que este crecimiento económico alcanzará el 3%, porcentaje más alto que la mayoría de proyecciones actuales.

El plan del presidente servirá de guía para la ley de reforma tributaria que los republicanos intentarán aprobar en los próximos meses en el Congreso de EE.UU.

Pero la propuesta podría encontrar resistencias en el propio Partido Republicano, por parte de aquellos que se inclinan por mantener la disciplina fiscal y no aumentar el déficit.

El Proyecto de la Casa Blanca contempla además una rebaja de impuestos por gastos de cuidado infantil, duplica el monto de ingresos sobre los que no se aplican impuestos y facilita el proceso de presentación de impuestos.

El presidente Trump espera que el Congreso apruebe la reforma tributaria en el último trimestre del año, según la Casa Blanca.

 

FUENTE: bbc.com